Ordena tus cuentas y gánale al SAT

Dentro de su Paquete Económico 2020, el gobierno federal se ha propuesto incrementar la recaudación tributaria sin aumentar las tasas del impuesto sobre la renta (ISR) y del impuesto al valor agregado (IVA), esperando un crecimiento aproximado del 11 y el 13%, respectivamente. Así, para hacer realidad estas proyecciones, se prevé que el Servicio de Administración tributaria (SAT) ensanche sus labores de fiscalización.

Derivado de esto, cabría esperar que Hacienda se mantenga muy al pendiente de las actividades de los contribuyentes durante este ejercicio, esto por medio de auditorías electrónicas, visitas domiciliarias, revisiones de gabinete, entre otras prácticas.

Ante tal panorama, el SAT podría sorprender a cualquier empresa “mal parada” que lejos de que trate de incurrir deliberadamente en fraudes fiscales, su error sería no contar con una correcta administración contable.

Existen diversos negocios cuyo descontrol, derivado de la falta de formalidad en sus procesos y políticas, se ven orillados a pagar multas que pudieron haberse ahorrado fácilmente implementando estrategias de gobierno corporativo, uso de tecnologías digitales de software contable, archivo, etcétera.
Aquí te decimos algunos de los yerros más frecuentes para que tu empresa no caiga en ellos:

1. Depósitos en efectivo no registrados: la falta de control en este tipo de operaciones bancarias es una de las incidencias más comunes que detecta el SAT, por lo que las considera como ingresos acumulables. Una mala gestión de este registro conlleva a la empresa a hacer cotejo de operaciones adscritas en su contabilidad con las del banco y las del comprobante fiscal digital por internet (CFDI).

2. Fallas en la integración de la contabilidad: es esencial contar tanto con registros contables, como con la documentación que los respalde. Recuerda que, en las sociedades mercantiles, el “archivo muerto” perece realmente hasta después de diez años, y ni aún así quiere decir que deban destruirse todos los documentos anteriores a ese tiempo, como pueden ser los de aportaciones a capital.

3. No emisión de complementos de pago: si recibes un pago diferido o en parcialidades, debes registrarlo por medio de un formulario específico en la plataforma del SAT. El no efectuar este paso es como no haber realizado una factura.

4. Falta de especialistas: durante una auditoría, el no contar con el asesoramiento de profesionales fiscales puede ocasionar que varios de los problemas a resolver durante el inicio del proceso no sean detectados oportunamente e incluso que documentación que se tenía para comprobar acciones contables de la empresa queden sin presentarse.

Evita que el SAT te cobre más de lo que te corresponde. Contáctanos y descubre las herramientas digitales de facturación, nómina, asesoría contable y otras soluciones que tenemos para tu negocio.

Esperamos que esta información haya sido de ayuda, le proporcionamos nuestro contacto de Whatsapp (612)1529511 donde atendemos cualquier duda relacionada con facturación electrónica y contabilidad en menos de 5 minutos, saludos cordiales.

Recuerda que dentro de tu plataforma los planes son mas caros y no recibes folios de regalo, puedes ver nuestras promociones en el siguiente link https://www.facturamelo.com/planes.html

SÍGUENOS EN FACEBOOK
https://www.facebook.com/facturameloBCS/

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*